Bó humor nas aulas

Dous conceptos, diametralmente opostos.
O primeiro: bó humor.
Unha actitude que por sí soa xenera empatía.
Dela sabemos que, mediante a risa, mellora a autoestima estimulando a creatividade e o inxenio, xa que colaboura na xeneración de serotonina e endorfinas. Dese xeito, as tensións disminúen, permitindo captar a atención do alumnado dun xeito máis doado, o que redunda ademáis nunha aprendizaxe máis sólida.
Podería entón introducirse nas aulas o bó humor como ferramenta de apoio?. Claramente, sí; como demostra a experiencia de -entre outros- Germán Payo, quen durante máis de trinta anos traballou como docente, o que lle levou a crear o programa ‘Educa desde el Humor’.
Sen embargo, ao igual que noutras situacións susceptibles de provocar cambios sobre a rutina da docencia, sería o profesorado o principal obstáculo. Docentes cansos dun sistema ineficaz, voluble, encamiñado á produción de man de obra. Docentes incapaces por falta de empatía co alumnado e a súa realidade. Docentes frustrados por non teren acadado un lugar na contorna universitaria. Docentes ostentando unha autoridade máis que discutible… Docentes.
Unha actividade como a que indicamos ao inicio axudaría a lograr un achegamento ‘docencia-alumnado’, que redundaría na obtención de futuras xeneracións máis templadas fronte a situacións difíciles.
Sen esquecer o principio de autoridade, e evitando caer na práctica dun humor irreflexivo, os resultados obtidos por aqueles docentes que arriscan cada día, fan necesario romper a barreira do prexuizo que mantén as aulas illadas e rodeadas dun mar de medo coa única función de someter á xuventude á domesticación para a sociedade do capital. Cada docente repite o sistema no que aprendeu, e a roda sigue a xirar (as excepcións pérdense na inmensidade do sistema).
O segundo: suicidio.
A causa de morte non natural máis numerosa no mundo.
Atendendo aos datos suministrados por organismos como o Instituto Nacional de Estadística, Galicia figura entre as comunidades autónomas con máis alta taxa de suicidio de España. Se consideramos a adolescencia como unha etapa na que a vulnerabilidade da persoa faina especialmente débil, deberiamos prestar atención ao que sucede na contorna escolar.
Ainda pensas que o bó humor é algo demasiado frívolo como para que poida ser empregado nas aulas?


Buen humor en las aulas
Dos conceptos, diametralmente contrarios.
El primero: buen humor.
Una actitud que por sí sola genera empatía.
De ella sabemos que, mediante la risa, mejora la autoestima estimulando la creatividad y el ingenio, ya que colabora en la generación de serotonina y endorfinas. De esa forma, las tensiones disminuyen, permitiendo captar la atención del alumnado de una manera más fácil, lo que redunda además en un aprendizaje más sólido.
¿Podría entonces introducirse en las aulas el buen humor como herramienta de apoyo?. Claramente, sí; como demuestra la experiencia de -entre otros- Germán Payo, quien durante más de treinta años trabajó como docente, lo que le llevó a crear el programa ‘Educa desde el Humor’.
Sin embargo, al igual que en otras situaciones susceptibles de provocar cambios sobre la rutina de la docencia, sería el profesorado el principal obstáculo. Docentes cansados de un sistema ineficaz, voluble, encaminado a la producción de mano de obra. Docentes incapaces por falta de empatía con el alumnado y su realidad. Docentes frustrados por no haber conseguido un lugar en el entorno universitario. Docentes ostentando una autoridad más que discutible… Docentes.
Una actividad como la que indicamos al inicio ayudaría a lograr un acercamiento ‘docencia-alumnado’, que redundaría en la obtención de futuras generaciones más templadas frente a situaciones difíciles.
Sin olvidar el principio de autoridad, y evitando caer en la práctica de un humor irreflexivo, los resultados obtenidos por aquellos docentes que arriesgan cada día, hacen necesario romper la barrera del prejuicio que mantiene las aulas aisladas y rodeadas de un mar de miedo con la única función de someter a la juventud a la domesticación para la sociedad del capital. Cada docente repite el sistema en el que aprendió, y la rueda sigue girando (las excepciones se pierden en la inmensidad del sistema).
El segundo: suicidio.
La causa de muerte no natural más numerosa en el mundo.
Atendiendo a los datos suministrados por organismos como el Instituto Nacional de Estadística, Galicia figura entre las comunidades autónomas con más alta tasa de suicidio de España. Si consideramos la adolescencia como una etapa en la que la vulnerabilidad de la persona la hace especialmente débil, deberíamos prestar atención a lo que sucede en el entorno escolar.
¿Aún piensas que el buen humor es algo demasiado frívolo cómo para que pueda ser empleado en las aulas?

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog en WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: