Conectar desconectando: ioga a calqueira idade

Aínda que comezou como actividade destinada a adultos, o ioga debe parte do seu éxito a que o rango de idades en que se pode practicar é moi amplo, e igual de beneficioso.
Ao tratarse dunha actividade física que implica tamén a mente, o obxectivo final é lograr o equilibrio que o noso ritmo de vida impídenos.
E se é beneficioso para os adultos, se son menores quen o practica, resulta aínda máis indicado, pois ao comezar en idades temperás fortalécense músculos aportando tamén flexibilidade.
Así mesmo, os exercicios de respiración axudan na relaxación da mente, polo que favorecen a adquisición de hábitos correctos (concentración…) necesarios para o día a día.
A partir dos catro anos xa pode comezar a súa prácica, e o límite non existe, salvo indicación médica.
Os exercicios adoitan realizarse en pequenos grupos de idades semellantes para facitar a aprendizaxe, o que ademais potencia a sociabilidade e o compañeirismo.
Hai tamén un campo ao que o ioga pode axudar de forma especial: os trastornos relativos á ansiedade, déficits varios, etc. (como o TDAH, ver artigo do día……).
Cabe sinalar que, ao desenvolver esta prácica mediante posturas (asanas), pode darse algunha dificultade no caso de doenzas físicas; con todo, a variedade de posturas permite obviar aquelas que non poidan ser practicadas.
Só falta ter constancia…

[imaxe: Pixabay]


Aunque comenzó como actividad destinada a adultos, debe parte de su éxito a que el rango de edades en que se puede practicar es muy amplio, e igual de beneficioso.
Al tratarse de una actividad física que implica también la mente, el objetivo final es lograr el equilibrio que nuestro ritmo de vida nos impide.
Y si es beneficioso para los adultos, si son menores quienes lo practican resulta aún más indicado, pues al comenzar en edades tempranas se fortalecen músculos aportando también flexibilidad.
Asimismo, los ejercicios de respiración ayudan en la relajación de la mente, por lo que favorecen la adquisición de hábitos correctos (concentración…) necesarios para el día a día.
A partir de los cuatro años ya puede comenzar su prácica, y el límite no existe, salvo indicación médica.
Los ejercicios suelen realizarse en pequeños grupos de edades similares para facitar el aprendizaje, lo que además potencia la sociabilidad y el compañerismo.
Hay también un campo al que el yoga puede ayudar de forma especial: los trastornos relativos a la ansiedad, déficits varios, etc. (como el TDAH: ver artículo del día……).
Cabe señalar que, al desarrollar esta prácica mediante posturas (asanas), puede darse alguna dificultad en el caso de dolencias físicas; no obstante, la variedad de posturas permite obviar aquellas que no puedan ser practicadas.
Sólo falta tener constancia…

 

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog en WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: